Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar

Historia del Calzado en Almansa

Historia del Calzado en Almansa

             HISTORIA DEL CALZADO EN ALMANSA 

Almansa es una localidad de la provincia de Albacete, eje de comunicaciones entre Madrid y Levante, lo que siempre ha sido fundamental para la industria y el comercio de la ciudad.

A principios del siglo XIX ya aparecen registrastas en el censo local personas dedicadas al calzado; pequeños talleres en los que trabajaban muy pocos obreros: un maestro y uno o dos aprendices a lo sumo. Con el paso de los años muchas familias, que hasta entonces se dedicaban mayoritariamente a la agricultura, van aumentando la creación de nuevos talleres, y a finales del siglo ya son casi 200 los artesanos zapateros censados.

                                      

En aquellas fechas, la familia Coloma es la verdadera impulsora de esta actividad. Empiezan con un pequeño comercio de curtido de pieles y poco a poco, con ideas nuevas y el desarrollo de la tenología, se crea la fábrica Calzados Coloma. La factoría sería la de mayor producción en España en los primeros años del siglo XX, llegando a tener más de 1.100 obreros.

Se van creando nuevas fábricas, Almansa ya no sólo se dedica al comercio nacional, puesto que en 1906 la producción asciende a casi un millón y medio de pares, siendo Francia el principal país importador. Durante los años de la Guerra Civil muchos habitantes de la ciudad, entre ellos muchos dedicados al calzado, tienen que emigrar y el descenso de zapateros es importante; pero en los años 60 vuelven a resurgir otras pequeñas fábricas, se van implantando nuevas técnicas y cadenas de producción, incrementando así la productividad. Además van apareciendo industrias auxiliares del calzado.

La entrada de España en la Unión Europea es decisiva para el sector, pues con la crisis que sufrió España, y concretamente Almansa, ya que muchas empresas tuvieron que cerrar a finales de los 70 y principios de los 80. Las exportaciones, a E.E.U.U principalmente, descendieron notablemente, por lo que hubo que buscar mercados alternativos.

                                                 

En los 90 estalla la Guerra del Golfo y la industria zapatera sufre otro gran bajón. Gran número de las  empresas con las que se contaba cierran sus puertas, debido a la recesión de los países compradores. En 1995 se empieza a notar una leve recuperación, pero las importaciones nacionales de calzado más barato que el nuestro, debido al bajo coste en mano de obra, junto al proveniente de China en los últimos tiempos, deriva en unos malos números y en mucho paro en este sector.

Actualmente la situación está estabilizada, las ventas en el mercado nacional no vuelven a despegar pero se compensa con las exportaciones. No se crean demasiadas empresas pero las que hay han trabajado duro para sobrevivir, sabiéndose posicionar en los mercados que han apostado por la calidad y  el diseño de los zapatos.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto